¿Por qué la agricultura amenaza el equilibrio mundial de carbono?

Updated: Aug 19

Escrito por Selene Escobar, PhD y Vanessa Hogan


En los últimos cuatro siglos, la cantidad de tierra dedicada al pastoreo y a los sembríos ha pasado de constituir un área insignificante a representar cerca del 30% del suelo global, sobre todo a expensas de los bosques y las sabanas.


Es así que la agricultura, y, en especial, la “expansión de la agricultura”, ha distorsionado profundamente el ciclo global de carbono, debido al cambio en el uso del suelo que ocasiona la agricultura.

Cuando se cambia el uso del suelo en los bosques, en donde gran parte del carbono se encuentra en la vegetación, las pérdidas son muy altas. Además, la agricultura elimina mucho del carbono adquirido por la fotosíntesis. Por consecuencia, actualmente, hay mucho menos carbono en el suelo y, especialmente, en la vegetación, que el que había antes de la expansión de la agricultura.

En un sistema agrícola, en epecial en los monocultivos, la mayor parte del carbono se almacena solo en el suelo, y muy poco en la vegetación que le cubre. Además, en un cultivo, las plantas se cosechan y ese carbono es consumido por los humanos (como alimento para personas y ganado, como materia prima para la industria, biocombustibles, etc.) y no regresa al suelo.


En un sistema agrícola, también se libera carbono desde el suelo hacia la atmósfera a través de la respiración de los microorganismos del suelo que descomponen la materia orgánica (por ejemplo, la hojarasca, las plantas senescentes, cadáveres de animales, etc.)


En los ecosistemas terrestres, el carbono se halla sobre todo en el suelo, en la vegetación y en la atmósfera. Por lo general, la cantidad de carbono en el suelo es mayor que la cantidad de carbono en la vegetación, con una importante excepción: en los bosques tropicales húmedos y muy húmedos, la cantidad de carbono en el suelo y en la vegetación es casi igual.

La mayor cantidad de carbono se almacena en el suelo de las zonas boreales, de las zonas temperadas húmedas y de los bosques tropicales; pero también se almacena una cantidad muy importante en la vegetación de los bosques tropicales húmedos y muy húmedos.

¿Qué podemos hacer para prevenir la pérdida de carbono ocasionada por la agricultura?


En Humanos por la Abundancia, justamente, nos enfocamos en estas soluciones: la restauración de los bosques tropicales húmedos y muy húmedos, que se han convertido a tierras donde se practica la agricultura tradicional, para que vuelvan a su estado natural.


Esto se logra a través de la dedicación de nuestros restauradores, que tratan el suelo con fertilizantes y abonos orgánicos, y recuperan semillas de plantas y árboles endémicos, para replantarlos en sus terrenos, que hasta entonces habían sido usados para monocultivos.

En las partes de la selva tropical en que, definitivamente, se necesita practicar la agricultura, hacerlo de una manera sustentable; es decir, poner en práctica la permacultura, que es un sistema agrícola que imita el entorno natural del terreno, es decir, combinar una gran diversidad de plantas útiles para el ser humano en un mismo terreno, que son originarias de ese mismo ecosistema.

¡Tú también puedes ser parte de la solución! Visita nuestra sección de ecoservicios para enterarte de cómo funcionan y cómo, con unos cuantos clics, puedes apoyar a la restauración y conservación de la biodiversidad en la selva amazónica, y, de esta manera, contribuir al secuestro mundial del carbono y al combate del cambio climático.


Si deseas ayudar, por favor haz clic en este enlace.

FUENTES:

Houghton, R.A. 2002, ‘The annual net flux of carbon to the atmosphere from changes in land use 1850–1990’, Tellus B: Chemical and Physical Meteorology, vol. 51, issue 2, https://doi.org/10.3402/tellusb.v51i2.16288

12 views
CONTACT
SEND US YOUR QUESTIONS
Contact us!
SOCIAL
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco